Con fe en el mejoramiento humano…

manosAlgunos me decían que tenía que ser así o asao, de una forma u otra, con el tiempo se formó definitivamente mi carácter, aprendí que la historia la hacen los hombres, las circunstancias y el paso de los años…Aprendí que hay sangre de Artemisa brillando en la bandera , aprendí también que hay hombres como José Martí, Mella, Carlos Baliño, Mendive, Ciro Redondo, Julito Diaz, Villena, Antonio Maceo, aprendí que hay hombres como ellos como Frank País, como Fidel, como Chávez como Raúl Castro como Nicolás Maduro, aprendí al formarse mi carácter que a veces no puedo  conformarme y hablar bajo y pausado y la  mayoriá de las veces no lo hago, aprendí que mi carácter no es atractivo pero es endefinitiva es  el mío,  el que me queda, el que me hace sentir rabia cuando no encuentro sentido a los porqués ridículos de aquellos que no le llegan a los talones a mis héroes, a los del Moncada, aquellos que reposan y vivifican en Artemisa y en Cuba. A ellos les agradezco tanto bien tanta revolución y entre tantas cosas poder escribir hoy de mi carácter, de mis ideas, de mi sentimiento de amor por mi patria, por lo bueno de esta revolución y entre otras cosas, hablar de mi carácter un poco no sé , quizás difícil, quizás raro, alocado pero con una fe inmensa en el mejoramiento humano…