Incomprensión

plantaHoy estoy como cuando una planta se queda sin agua …Pero eso pudiera cambiar… es a veces la incomprensión la que hace que los huesos aprieten el cuerpo como si no le pertenecieras … Hoy estoy viva  y eso me da ganas de seguir, de luchar, de no desmayar, ni marchitarme pero tengo que suspirar una y otra vez fuerte y andar … Yo  quisiera cambiar el mundo y  toda la realidad fea que rodea este universo. Yo quisiera que la gente no tapara el sol con un dedo y que vivieran felices… Yo quisiera no estar deprimida y triste … quisiera sentarme a ver las noticias y no escuchar guerras muertes y conflictos… quisiera hechar a un lado la hipocresía esa de moda entre políticos que no tienen nada que ver con los hombres de ideales fuertes , yo quisiera tantas cosas yo quisiera cambiar el mundo.

Anuncios

Con fe en el mejoramiento humano…

manosAlgunos me decían que tenía que ser así o asao, de una forma u otra, con el tiempo se formó definitivamente mi carácter, aprendí que la historia la hacen los hombres, las circunstancias y el paso de los años…Aprendí que hay sangre de Artemisa brillando en la bandera , aprendí también que hay hombres como José Martí, Mella, Carlos Baliño, Mendive, Ciro Redondo, Julito Diaz, Villena, Antonio Maceo, aprendí que hay hombres como ellos como Frank País, como Fidel, como Chávez como Raúl Castro como Nicolás Maduro, aprendí al formarse mi carácter que a veces no puedo  conformarme y hablar bajo y pausado y la  mayoriá de las veces no lo hago, aprendí que mi carácter no es atractivo pero es endefinitiva es  el mío,  el que me queda, el que me hace sentir rabia cuando no encuentro sentido a los porqués ridículos de aquellos que no le llegan a los talones a mis héroes, a los del Moncada, aquellos que reposan y vivifican en Artemisa y en Cuba. A ellos les agradezco tanto bien tanta revolución y entre tantas cosas poder escribir hoy de mi carácter, de mis ideas, de mi sentimiento de amor por mi patria, por lo bueno de esta revolución y entre otras cosas, hablar de mi carácter un poco no sé , quizás difícil, quizás raro, alocado pero con una fe inmensa en el mejoramiento humano…

Un día escuché…

aceitunaUn día escuché  en voz de la Bebe “Como los olivos que sudan aceite…”  y es que esa verdad  regó mi sendero de la imaginación, pienso en el olivo como un árbol majestuoso, donado a la tierra para servir a la especie humana… Así como hay hombres y mujeres que se dedican al bien  del otro, del aquel, del que existe en mi ciudad y está también en silencio o en medio de todos …Porque como los olivos sudan aceite y hacen que los obstáculos resbalen para permanecer en cuesta arriva siempre por mejorar la vida en la tierra. Este planeta rodeado de historias, inmerso en porvenires que conocemos ,añoramos y sentimos latir. Es el árbol de la perennidad, de la persistencia, es mi árbol … Ese verde que me hace pensar en mis antepasados, en mis jóvenes de verde olivo, en mis montañas y mi ciudad aún cuando en sus tierras no se encuentre la planta,pero el concepto está justo en ella…