Domingo VETE ya

paragua desolado“Y algunas veces suelo recostar mi cabeza en el  hombro de la luna…”

                                                                                                                                                           Joquín Sabina

Todos  los domingos son largos y tienen ese color grisáceo que invita a las remembrazas y que sin querer el primer día de la semana es eterno.  Una letra de Sabina, un ir y venir del pensamiento … y él… allí en medio de la maldita soledad…Se le ocurrió a los hombres reservar este día para permanecer quieto, porque es simplemente el domingo sin ajetreo,sin compañia y rodeada de mi gente esa que quisiera que el domingo no termina mientras yo no encuentro su final.

Antes no recuerdo que fuera así, sucedió… Solo me queda esperar de nuevo otros lunes y el que viene y el próximo y dejar que el domingo siga inadvertido ,corriendo sin parar,  despacito y en silencio y esperando…Un nuevo Amanecer.